Emelec obtiene empate en Azogues 0-0

La imagen “https://i2.wp.com/www2.elcomercio.com/nv_images/fotos/2008/03/ec03_p_azogues.jpg” no puede mostrarse, porque contiene errores.Los delanteros, los volantes, defensas…. y hasta el Presidente del club… están  divorciados con el gol. Es que el Azogues, dirigido por Carlos Torres, no  hace un gol a nadie.

La hinchada, una vez más, salió del estadio con la una bronca reprimida. Pero a  la ineficacia ofensiva también se suma la ausencia de jugadores con trayectoria, aquellos que marcan la diferencia en el campo de juego.

En el cuadro guacamayo  no existe el  jugador que realice  la pausa o que toque el balón  más de dos veces con su compañero. Cada quien hace lo que puede.

Para colmo, de los cinco extranjeros que llegaron este año al club, queda solo el delantero argentino Emmanuel Reinoso, quien calienta banco. Antes de que se inicie el certamen, fueron separados el paraguayo José Torres y el argentino Nicolás Abot (delanteros) por bajo rendimiento.

El panorama se complicó con la separación  de los paraguayos Alberto Kiesse (defensa) y Diego Barrios (volante), por lesión. Este último miró el juego  desde la tribuna y Kiesse lo escuchó  por radio, en Guayaquil. Allí se recupera de una operación por  el desprendimiento de la retina de su ojo.

Con estos antecedentes y la ausencia del volante Diego Lara (expulsado el miércoles pasado), el técnico Carlos Torres puso un conjunto de jugadores nacionales. Incluso, ante la lesión de Júnior Ayoví, improvisó al zaguero central Gabriel Achilier como marcador de la punta izquierda.

Pese a todas esas adversidades, Deportivo Azogues entró decidido a ganar. A los 3 minutos de juego, Orlindo Ayoví sacó un potente remate y el portero Marcelo Elizaga, con su pecho, desvió el balón y salvó a Emelec. Dos minutos después, otro disparo de Ayoví impactó en la base del parante.

Hasta ese momento, solo un remate del delantero Daniel Vega inquietó al arquero  local, Jacinto Espinoza. Al minuto  14, Ayoví desaprovechó un pase en el área de Achilier. Los hinchas azogueños se halaban los cabellos.

Tres minutos después, Humberto Mina sacó un potente remate desde unos 20 metros y salvó Elizaga. En los  últimos 10 minutos de la primera etapa, Marco Tenorio y Achilier  pudieron abrir el marcador. Entre tanto, Espinoza fue un espectador más del cotejo.

Para la segunda etapa, bajo un radiante sol, Torres Garcés ingresó a Carlos Vinueza por el juvenil Silvio Yépez, quien anduvo perdido en la cancha. Vinueza, pese a su baja estatura (1, 60), creó fútbol y sus compañeros llegaron con más claridad al área rival. Sin embargo, el arco se le cerró a Ayoví.

El ex delantero del Rafaela de Argentina jugó solo en la delantera y por eso el técnico del cuadro eléctrico, Juan Urquiza, jugó con una línea de tres defensas, cinco volantes y dos delanteros. Torres Garcés se manejó con un 4-5-1, ante la falta de delanteros.

Al minuto 57  ingresó el argentino Reinoso y el conjunto guacamayo pasó a un sistema 4-4-2. Ayoví, pese a su falta de puntería,  esforzó a Elizaga. A los 72 minutos recibió un centro de Achilier y solo no pudo conectar un cabezazo.

El gol del triunfo para Deportivo Azogues estuvo en los pies de Orlando Quiñónez, mediante tiro libre. Sacó un potente  remate y Elizaga desvió el balón al tiro de esquina. Igual sucedió con el disparo de Achilier. En definitiva, el arquero nacionalizado ecuatoriano fue el ‘ángel guardián’ de Emelec.

Su compañero de posición, Jacinto Espinoza, pasó de vacaciones. En la segunda etapa,    Jorge Ladines lo  probó al minuto 80.
La diferencia de los equipos no estuvo solo en la cancha sino también en el banco. El DT  Juan Urquiza tuvo para escoger; mientras  Carlos Torres miraba a los alternantes y movía la cabeza. Por eso hizo solo dos cambios.

La figura

M. Elizaga atajó hasta el viento
El arquero argentino nacionalizado   ecuatoriano estuvo inspirado. Atajó y bloqueó todo disparo que llevó a su pórtico. Calló los  gritos de gol de Orlindo Ayoví, Gabriel Achilier, Humberto Mina, Marco Tenorio y Orlando Quiñónez.

La contrafigura

Marco Tenorio se perdió en la cancha
Su aporte fue insignificante Dejó solo en el ataque a Orlindo Ayoví y cuando tuvo la pelota en sus pies no pudo entregar con acierto. Al minuto 57  salió de la cancha en medio de la silbatina de los hinchas de la tribuna.

Curiosidad

El saludo fraterno.  Al final del partido, algunos jugadores de Emelec se acercaron para  saludar  al técnico Carlos Torres Garcés. Uno de ellos fue el arquero Marcelo Elizaga (foto). Hubo un fuerte  abrazo.

La hinchada   del  Azogues llegó atrasada  al estadio. El partido se jugaba 30 minutos y el público seguía ingresando. Al parecer, el domingo no es un día apropiado para el fútbol.

A propósito, la dirigencia del club azogueño está preocupada por la respuesta de los hinchas. Un   total de  7 500 personas ha  asistido  a las tres primeras programaciones.

Cerca de 300  hinchas  de Emelec se ubicaron en la general norte del estadio Jorge Andrade. Otros llegaron a la tribuna y recibieron   silbatinas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s