Emelec sumó en Bolivia un punto que no ayuda mucho

Por la quinta jornada del Grupo 6 de la Copa Libertadores de América, Emelec igualó sin goles en su visita a Jorge Wilstermann, equipo que sumó su primer punto. Ambas escuadras generaron opciones, pero el marcador no quiso abrirse.

Con este resultado, los Millonarios sumaron 8 unidades y están obligados a sumar, sí o sí, en su visita al Internacional de Brasil en la última fecha y esperar un resultado positivo en el otro cotejo entre Wilstermman y Jaguares. Si empatan en Porto Alegre, los azules necesitan que los bolivianos derroten a los mexicanos, mientras que si ganan, les alcanzaría un empate entre aviadores y felinos.

A los 9 minutos, los aviadores dieron el primer aviso claro, Jesús Toscanini recibió un pase frontal en el área, adelantó el balón para superar al portero Wílmer Zumba y Gabriel Achilier se cruzó con lo justo cuando se disponía a definir. Poco después, los guayaquileños respondieron con un bombazo de Pedro Quiñónez que le quemó las manos al arquero Mauro Machado.

Al minuto 40, Cristian Menéndez tuvo dos opciones. En la primera, recibió en la media luna y sacó un remate que se fue apenas por arriba del horizontal. Poco después, el delantero mandó el balón a las mallas, pero el gol no contó por una posición adelantada inexistente.

Los ecuatorianos martillaban y martillaban por el gol, pero el arco no se les abría. A los 76, Menéndez recibió cerca del borde frontal del área, enganchó para acomodarse y sacó un potente disparo que Machado logró atajar por enésima vez. Cada vez que los visitantes se acercaban, los locales respondían y, a los 79, García apareció por el sector izquierdo del área y sacó un remate que se perdió cerca de la portería.

emelec

One thought on “Emelec sumó en Bolivia un punto que no ayuda mucho

  1. “Hablando se entiende la gente”. La sabiduría popular ha propiciado importantes capítulos de participación ciudadana en Quito.

    De una voluntad de diálogo han surgido mingas, comités pro mejoras, emprendimientos (como dicen los tecnócratas), agenciamientos (como dicen los cientistas sociales) y una diversidad de iniciativas para mejorar la calidad de vida de los quiteños.

    Consideramos que se debería valorar la vocación quiteña por el diálogo sincero y hacer un esfuerzo mínimo por incorporar criterios y alternativas de solución propuestas por los propios vecinos en las principales decisiones y programas que afectan a la mayor parte de la población.

    En este tipo de ejercicio democrático se podrían formular opciones realistas y viables, como por ejemplo el potenciar algunos tramos ya existentes para bicicletas e incluso debatir el alcance de nuevos proyectos de movilidad solidaria e incluyente.

    Hasta ahora no hemos visto la menor intención de apertura a estas nuevas ideas. Son dos años de un nuevo modelo de gestión de la movilidad que prácticamente han eliminado cualquier posibilidad democrática de una comunicación transparente, honesta y abierta.

    Se ha impuesto el silencio y la falta de transparencia como política municipal.

    No hay la menor oportunidad para una socialización entre las autoridades de designación política (o simplemente nombrados a dedo por el alcalde) y técnicos de carrera de la Empresa Metropolitana de Movilidad y Obras Pública y de la Secretaría de Movilidad responsables de la movilidad de la ciudad.

    Es lamentable que no se cuente la verdad de lo que verdaderamente está pasando con la administración de la movilidad en Quito, particularmente de la ineficiencia y falta de liderazgo para mejorar la seguridad y comodidad en los sistemas de transporte público.

    Es deplorable la falta de preparación técnica para asumir no solo el complejo entramado vial sino también los aspectos culturales de peatones, conductores, pasajeros, empresarios de la transportación, ciclistas, vendedores, policías y por su puesto los propios “fiscalizadores” de la Epmmop.

    Al insistir en sus visiones técnicas limitadas frente a la complejidad de estos temas, las autoridades de la Epmmop y la Secretaría de movilidad únicamente demuestran arrogancia, prepotencia y autoritarismo.

    ¿Dónde quedan los criterios técnicos? ¿Por qué se sacrifica la verdad y la transparencia de un asunto de relevancia social para todo Quito a cambio de egoístas intereses particulares de dar una linda imagen de que el alcalde trabaja y pide paciencia?

    ¡Ya basta!

    Ya basta de acallar las voces honestas de profesionales de la Epmmop con sólida formación académica y experiencias para asumir temas de movilidad.

    Ya basta de órdenes mordaza y de activar operativos anti prensa apenas se detecta la presencia de periodistas en las instalaciones de la Epmmop o en lugares donde se desarrollan obras públicas.

    Ya basta de disfrazar la autocensura de técnicos honestos y competentes con supuestas “vocerías oficiales”

    Ya basta de tratar con groserías a periodistas independientes que únicamente brindan un servicio de información útil a los quiteños (Hoy, Metrohoy, El Comercio, Últimas Noticias, La Hora, El Universo y Expreso)

    Ya basta de zalamerías y alfombrismos de periodistas de medios oficialistas que solo vienen a adular a las autoridades (Radio “Pública” del Ecuador, Radio “Pública” del Distrito Metropolitano de Quito, El Quiteño, Agencia “Pública” de noticias del Distrito Metropolitano de Quito, Revista Q, Gama Tv, Tc Televisión)

    Ya basta de que a cada rato los voceros oficiales desinformen a la gente

    Ya basta de que autoridades “autorizadas” a hablar a nombre de todos los equipos técnicos den declaraciones a la prensa sin el menor conocimiento de causa o con malos entendidos sobre la real ejecución y fiscalización de proyectos.

    Ya basta de que autoridades arrogantes y sabelotodas tomen decisiones sin consultar criterios técnicos, por ejemplo, el reciente desarrollo simultáneo de obras públicas en la misma zona centro-norte de la ciudad.

    ¡Ya basta!

    Con insultar y denigrar a quien formula una crítica constructiva no se soluciona nada.

    Con atacar sistemáticamente a la prensa tampoco se ayuda a la democracia en Quito

    Con negar la información que solicitan los periodistas independientes únicamente se eliminan posibilidades que amplios sectores ciudadanos conozcan qué se está haciendo con la movilidad en Quito.

    Con la actual política de “vocerías oficiales autorizadas” únicamente el Ingeniero Germánico Pinto sale a declarar discursos publicitarios en lugar de contar la verdad.

    Con esta política de falta de transparencia finalmente se agrava la crisis de credibilidad en la Epmmop

    ¡Ya basta!

    ¡Los profesionales honestos dela Epmmop pedimos respeto!

    ¡Para poder hablar libremente con la verdad, cara a cara, con nuestras propias voces, sin ocultar nuestros nombres y apellidos, los profesionales honestos de la Epmmop exigimos que se firme un compromiso avalado por el Ministerio de Relaciones Laborales en el que se garantice que no se aplicarán retaliaciones!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s